Autor: 21 Enero 2009

Antonio Sáez Delgado
Espíritus contemporáneos
Renacimiento, Sevilla, 2008

Antonio Sáez Delgado ha dedicado numerosos trabajos a dilucidar las relaciones entre los escritores de las primeras décadas del siglo xx en Portugal y España. Tras la publicación de Órficos y Ultraístas, el escritor extremeño continuó estudiando la relación entre los escritores españoles y portugueses durante las primeras décadas del siglo xx. El resultado ha sido este Espíritus contemporáneos, un conjunto de doce textos con los que se propone iluminar aspectos que aún no habían recibido la atención debida.

El autor está convencido de que la literatura ibérica de este periodo forma un continuum, sin rupturas demasiado radicales. Partiendo de esta convicción, propone una «revisión neutra» del periodo con el fin de entender la riqueza y pluralidad de sus manifestaciones. Se trata de un criterio comprensivo, abierto tanto a las manifestaciones que afirman la «tradición de la vanguardia», como a las que se oponen a ella, incluso cuando coinciden dentro de la trayectoria literaria del mismo autor. De este modo, el espiritualismo de Fernando Maristany o el saudosismo de Teixeira de Pascoaes no quedan anulados tras la aparición de los poetas de Ultra o de Orpheu; y así se restituyen, en lo que valen, el intimismo supranacional de Andrés González Blanco o la sobriedad cosmopolita de Godofredo Ortega Muñoz.

Las indagaciones de Antonio Sáez Delgado le han permitido enmendar algunos tópicos de la crítica, que vienen propagándose de generación en generación. Relaciona a los poetas portugueses de Orpheu con los españoles de Ultra, y no con los poetas de la omnipresente Generación del 27, como ocurre habitualmente. Sitúa esa relación en los primeros años veinte, y la documenta en las revistas Cosmópolis y Contemporánea. Anticipa la fecha de publicación del primer texto de Pessoa en España hasta 1923, aludiendo al que apareció en el diario onubense La Provincia, por iniciativa del poeta Rogelio Buendía. Subraya el dilema en que se debatieron los vanguardistas ibéricos entre ruptura y continuidad. Considera, en fin, a Ramón Gómez de la Serna el escritor del novecentismo español más vinculado al país vecino.

A juzgar por la calidad de los trabajos incluidos en Espíritus contemporáneos, el iberismo cultural se encuentra en un momento excelente. La amplia labor investigadora, crítica y traductora de Antonio Sáez Delgado prosigue así, de la mejor manera posible, la reanudada por Ángel Crespo y José Antonio Llardent, durante los años oscuros de la posguerra española, y continuada, entre otros, por César Antonio Molina, Ángel Campos Pámpano y Perfecto E. Cuadrado, durante los últimos años. Y digo de la mejor manera posible porque los méritos del escritor extremeño no se limitan al interés documental, ni a la visión crítica, con ser estos notables; antes bien, sus escritos nos regalan un suplemento de goce estético.

Manuel Neila


Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.